Anuncios

Quizá basta releer(me)

Nos habíamos creído tan capaces de leer a las personas desde las primeras interacciones. Creímos entenderlos, explicamos su funcionamiento e incluso nos aventurarnos a dar cuasi-explicaciones.

Pero, como los libros, no había sido mas que una mera impresión vaga. Una introducción.

Las sutilizas nunca aparecen realmente hasta releerlos, hasta cachar las entre-líneas.

-Blueberry

Casualidad

No es la necesidad, sino la casualidad, la que está llena de encantos. Si el amor debe ser inolvidable, las casualidades deben volar hacia él desde el primer momento, como los pájaros hacia los hombros de San Francisco de Asís.

Kundera

Microrrelato:

La historia comenzó a escribirse antes de existir. Las fantasías se fueron entrelazando en sueños y suspiros. Las miradas pusieron el punto final.

La negación había sido la introducción. La resistencia a la posibilidad, porque, ¿para qué adelantarse conociendo ya el final?

Se flexibilizó la posibilidad. El no saber cómo reaccionar lo entorpeció…

Lento. Los sentimientos se confundieron, no se encontraron palabras para ello. El final se adelantó.

Cataclismo

Tenía lógica y sentido, ¿no? Había sido un desastre, nada había sido planeado así. Un cataclismo. El orden natural de aquellas circunstancias imprevistas… una irrupción en la fantasía.

Quizá sólo quedaba re-imaginarlo.

Blueberry