Se estaba bien así

Estaba bien. Siempre terminaba bien. Se quedaría una vez más con un montón de libros y suspiros que concluirían al amanecer. Con expectativas que no encontrarían fin y no tendrían más remedio que mutar.

Estaba bien. Siempre se las arreglaba encontrando respuestas lógicas que calmaban la realidad y ayudaban a analizar las tormentas. Al menos, por unos instantes. Al menos, acompañada de café y letras.

Se estaba bien así.

-Blueberry

Anuncios

En la fantasía

Había miradas inconclusas. Miradas que se habían quedado en la fantasía por no poder saber más. Porque la imaginación siempre había sido más fácil, prometía respuestas que negaban la incertidumbre y ofrecían mayor seguridad, sin más.

Estando de frente no supieron reaccionar. Era el miedo de no verse más. Había que soltar…

-Blueberry

Hacia la incertidumbre

Y es el cambio el que pintan como objetivo final, la mejora, la evolución. Como si fuese así de simple y constara de una mera decisión.

Pero olvidan que todo cambio conlleva una pérdida. La pérdida de lo conocido y la certeza que ello sugiere. El cambio no es más que la consecuencia de aceptar esa incertidumbre y saber que, no todo estará en nuestro control.

Y quizá, solo quizá, darle un sentido a esa incertidumbre, y el miedo que puede generar…

Blueberry

Podemos mirar el pasado

El hombre atraviesa el presente con lo ojos vendados. Solo puede intuir y adivinar lo que de verdad está viviendo. Y después, cuando le quitan la venda de los ojos, puede mirar el pasado y comprobar qué es lo que ha vivido y cuál era su sentido.”

-Kundera.

Porque la conciencia del aprendizaje se da en retrospectiva. Con el paso de los daños… de las risas. ¿Cuánto no hemos avanzado sin darnos cuenta? ¿En qué momento dimos el paso que tanto temíamos y vivíamos seguros de jamás poderlo dar? Las fantasías cambiaron, avanzaron sin advertirnos. Los planes se disolvieron, sin tiempo para verles partir. Y así, sin más, al mirar atrás…

Síganme en mis páginas en Facebook e Instagram

-Blueberry

“Por delante era una mentira comprensible, por detrás una verdad incomprensible. ”

-Kundera. La insoportable levedad del ser.

Era fácil cerrar los ojos y tratar de comprender. Comprender. Pero ningún hombre tolera por largos periodos de tiempo negar la realidad de aquella forma, caminar en la oscuridad, y pensar seguir estando en el camino. Porque, tarde o temprano, la realidad hará abrir los ojos.

No hay capacidad que haga tolerar el dolor de los golpes, por no saber dónde pisar, durante tanto tiempo. Ahí donde abrir los ojos funge como instinto…

-Blueberry

Síganme en mis páginas en Facebook e Instagram

Bastaba con ver

Pero cualquiera en su sano juicio hubiese tardado tan solo algunos segundos para saber que aquello era tan solo mera apariencia. Bastaba con verle de verdad y comprender…

Comprender que muchas veces los ojos dicen más que una sonrisa y una postura. Que el silencio también esconde anhelos y algunos miedos. Que la seguridad muchas veces es inseguridad mal camuflajeada.

Siempre había más. Al menos por momentos..

-Blueberry