Divagando: 25/04/17

“Eres libre en el momento en que no buscas fuera de ti mismo a alguien para resolver tus problemas”.

¿Y cuándo fue la última vez que alguien te dijo que TÚ podías solo, por ti mismo? ¿Cuándo fue la última vez que sentiste que eras verdaderamente capaz de lo que querías lograr y/o resolver? ¿Te diste cuenta que, sin siquiera querer, estabas buscando algo en el exterior que te ayudara a realizarlo? ¿Cuántas veces te quedaste parado, esperando algo que ni siquiera comprendías?

Y, entonces, nos detenemos un segundo, le pedimos al universo, a cualquier dios, a nuestros padres, a quien sea; suplicamos por que eso que tanto queremos nos suceda. ¿Y te volteas a ver a ti mismo? ¿Ves el reflejo en el espejo y le aseguras que lo harás, que puedes hacerlo?

Los seres humanos vivimos gracias a la idea de que hay algo más grande que nosotros. La religión es una forma de verlo: Nos enseñan que, si queremos algo, tenemos que suplicar a un dios a que nos ayude, mientras esperamos un milagro. De pequeños corremos con nuestros papás cuando nos ocurre un problema, y la mayoría de las veces son éstos los que correr a arreglar lo que hicimos, sin que nos afronten y que nos digan que nosotros tenemos que lidiar con ello, porque podemos. Siempre hay algo más. Siempre corremos hacia ese algo, llámalo como quieras: religión, padres, un ideal…

Una extraña contradicción: La dualidad en la que crecimos, cómo vivimos en una sociedad meramente individualista, que sin embargo se sostiene de la esperanza de algo más externo. ¿Algo así?

¿En qué momento nos enseñaron a depender de algo externo, o bien en qué momento NO nos enseñaron que la respuesta siempre está dentro?

No mal interpretes, no creo que la vida se trata de hacer las cosas que quieres tú solo, sin compañía. Creo que se trata de saber que tienes la capacidad para hacerlo por ti mismo, o bien, de que eres capaz de desarrollar las herramientas necesarias, habilidades, el pensamiento; para resolver lo que se te presenta en la vida… Creo que se trata de saber que también la compañía de alguien más puede potencializar todo lo que somos capaces, de la forma en que arreglemos nuestros problemas, de facilitar el proceso. O por el lado contrario, de minimizar esa habilidad y dificultarlo en cierta medida. ¿Será así?

Creo que se trata de que cada uno tenga la posibilidad de afrentar sus propios conflictos, en compañía de alguien más, con el apoyo. Después de todo, los seres humanos somos seres sociales, la compañía de alguien adecuado puede cambiar por completo la tonalidad de la vida de una persona. Eso creo. Algo así.

Se trata de estar con alguien con quien eres libre, en contacto contigo mismo.

Encontrar el equilibrio contigo mismo, ser consciente.

-B

Anuncios

10 comentarios sobre “Divagando: 25/04/17

  1. Yo creo que deberían enseñarnos a no sentirnos mal por frustarnos, por aceptar la frustacion, enseñarnos que y como pedir ayuda, en lugar de individualizarnos, de perseguir ser el primero cuando deberían enseñarnos a probar todas y cada una de las carreras que se nos presenten.
    Muy interesante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo siento que es algo aún más complicado. Es la contradicción la que nos hace no saber cómo actuar exactamente. Por una parte el individualismo de la sociedad, por otra, como nos enseñan siempre a tomar decisiones en base a algo más… Creo que ahí sale el conflicto.
      Mil gracias, saludos!!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Como anillo al dedo me vienen sus ideas porque me estoy planteando por qué depender de alguien para resolver dudas morales, éticas o psicológicas. Creo que este texto puede aclararme algo el asunto. Es decir, que ya he echado mano de su ayuda y no me he engreído en un solipsista yo: “sin diálogo con los otros, resolveré todas mis cuestiones existenciales, éticas, hasta metafísicas”.

    Le gusta a 2 personas

    1. Dada la naturaleza de lo que desea resolver, dudas morales, ética, psicológicas, es meramente un proceso personal. Enfocado directamente hacia la introspección. Creo que no me refiero a que todo lo hagamos solos, la ayuda es buena, pero la base tiene que ser desde uno mismo. Gracias por leer. Saludos!!!!

      Le gusta a 1 persona

  3. Vaya, pues así es, pero totalmente, la fuerza la llevamos dentro de nosotros para conseguir lo que nos propongamos, lo que hay alrededor es solo un apoyo, una ayuda que se adjunta a lo que ya por sí solos podemos alcanzar. Te felicito por esta fabulosa reflexión. Besos a tu alma.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s