Divagando: Sobre soledad y “normalidad”

“Mi soledad no depende de la presencia o ausencia de gente… odio a quien roba mi soledad sin, a cambio, ofrecerme verdadera compañía.”

¿Por qué ven la soledad como un proceso lamentable, pero necesario, que se debe llevar para acercarse y entenderse a uno mismo, para resolver ciertos conflictos internos, y “cerrar ciclos”? La soledad como tal no existe, solo el sentimiento de soledad.

La soledad, a mi parecer, no tiene nada qué ver con la compañía o ausencia de alguien más. La soledad es un estado interno, resultado de una serie de procesos del desarrollo, que conformará parte de nuestro Self. Resultado también de introyecciones efectuadas de modo inconsciente e integraciones óptimas o, en su mayoría, no óptimas. ¿Algo así? Ando pensando en psicoanálisis….

Para el psicoanálisis, la soledad se da ante la angustia de una separación, y pérdida de un objeto (alguien amado). No es ante la ausencia de alguien, es ante su pérdida.

Creo que es un tema que ha llamado mi atención, alguien hizo un comentario al respecto… ¿Será necesario vivir determinado tiempo en “soledad” para poder encontrarse a uno mismo y llegar a reflexionar? Son temas increíblemente diferentes y que no necesariamente uno tiene que ver con el otro.

Analizando un poco más el término, me puse a leer un poco más sobre qué consiste, y cómo se va conformando un estado de soledad. Me enfoqué desde la perspectiva psicoanalítica, específicamente de Melanie Klein. Como es demasiado amplio el tema, generalizaré.

Durante los primeros años de vida, el niño desarrollará una relación con el objeto de amor (madre). El hecho de que se lleve a cabo una relación satisfactoria con la madre (no únicamente mediante la satisfacción de sus necesidades fisiológicas:comida) implicará un estrecho contacto entre el inconsciente de la madre y del niño. Esta relación constituye el principio de la más plena experiencia de ser comprendido.

Así en la vida adulta buscaremos comunicarnos y expresar nuestros sentimientos y pensamientos a alguien, con el deseo (insatisfecho e inconsciente) de que nos comprendan sin palabras (como sucedió con la madre). Dicho anhelo contribuye al sentimiento de soledad y deriva de la vivencia depresiva de haber sufrido una pérdida irreparable. (Como lo que escribí en la entrada sobre Depresión)

Así bien, Klein hablará sobre la soledad como estado interno por la insatisfacción de no ser comprendido (y no únicamente mediante el habla, sino sobre un estado no-verbal).

El anhelo de comprenderse a sí mismo se encuentra también ligado a la necesidad de ser comprendido por el objeto bueno internalizado (El objeto de nuestro deseo, quizá, en la vida adulta).

Según Klein, la soledad también surge (ya en la vida adulta) como un problema de integración. La soledad puede nacer de la convicción de que no se pertenece a ninguna persona, o grupo. Claro que hay un significado mucho más profundo. Se vive con la sensación de que no se dispone de ciertos componentes de sí mismo. La sensación de que uno no se pertenece a sí mismo, ni por lo tanto a nadie más.

Hay más, es toda una teoría que difícilmente comprendo el aspecto general. Yo creo que somos capaces de llegar a un punto en el que, si nos aceptamos a nosotros mismos, si tenemos bien determinado quién somos, ¿por qué vamos a tener la necesidad (en una medida muy grande) de ser comprendidos si sabemos quienes somos y que todo lo que pasa por nuestra cabeza está bien?). Siempre habrá necesidad de comprensión, es un aspecto básico. Pero la medida en que se de dicha necesidad es lo importante y lo que hará la determinante.

El término “soledad” utilizado sin la explicación psicoanalítica,  en el aspecto cotidiano, es diferente.  Quizá se refiere a la capacidad de saber estar solo en un momento determinado, de no depender siempre de alguien más. Es bueno estar solo, saber estarlo y sentirse bien al respecto. Sentirse solo es otro aspecto. Y tampoco está mal, son aspectos normales de la vida. Lo importante es aprender a sobrellevarlos.

Alguien importante me preguntó si necesitaba un tiempo para… estar sola y conocerme a mí misma “sola”. Creo que la presencia o ausencia de alguien es irrelevante. Es un proceso interno, finalmente. Algo así.

-B

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Divagando: Sobre soledad y “normalidad”

    1. También es válido decir eso. Efectivamente, normalmente ignoramos lo que pasa el otro, y creo que cuando llegamos a cuestionarnos, o pensar, qué podría estar viviendo el otro, o por qué situaciones pasó, siempre podemos llegar a comprenderlo mejor, aceptarlo, congeniar. Aceptar lo inevitable en la vida misma y del otro. Gracias por leer, saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s