Divagando: la negación a la aceptación es más evidente

¿Tienes, por lo menos, una mínima conciencia sobre la contradicción entre tus ideales y el patrón de comportamiento que llevas en tu vida?

Y el síntoma se hace evidente… Y la negación a aceptar el síntoma como tal es más evidente.

 

¿Cómo dices que piensas que se debería llevar a cabo la vida? Está bien, somos libres de pensar lo que deseemos, de crear y transformar ideales sobre nuestro propio futuro. Pero la libertad también conlleva un proceso interno, no únicamente la realización de algo en el mundo externo, ajeno a nosotros mismos. Es la sintonía, el equilibrio. Todo se reduce al equilibrio, ¿no es así?

Tus ideales ahí están, algo claros, algo definidos. Pero entonces vemos tus acciones, tu comportamiento, lo que realmente haces al ignorar tu pensamiento. Se contradice todo. Ni siquiera entiendes lo que sucede en tu vida. Hay tantos síntomas psíquicos como somáticos (físicos). Pero de igual forma le encuentras una excusa, dada la incapacidad para verte a tí misma en el espejo.

Acusas al universo, a las circunstancias, a un sinnúmero de personas a tu alrededor. A mí. Tu hermana. Todo está mal, todo es terrible e irremediable, menos tú. Eso piensas.

Casi parece ridículo escucharlo desde fuera, dramático.

A un paso del delirio, de la fragmentación.

O bueno, quizá exagero.

-B

Anuncios

4 comentarios sobre “Divagando: la negación a la aceptación es más evidente

  1. Y quizás tras la fragmentación se puedan después unir los trozos de otra manera, no peor, ni quizás mejor, pero nueva, y tal vez más clara…no se, quizás divago yo…

    Me gusta

  2. Hola Blueberry, pienso que la tranquilidad llega cuando aceptas que los humanos somos contradictorios. Que es normal ser así. Cuando haces eso de repente todo es más ligero. La paternidad me ha ayudado mucho a lograr eso.

    Me gusta

  3. Sí, exacto, somos seres con contradicciones, entre nuestro interior y exterior, entre nuestros pensamientos y acciones, entre nuestros valores y hechos. Procuramos tener una coherencia con todo ello, pero no siempre es posible. Intentamos ser una persona como una unidad, pero nos damos cuentas que tenemos diferentes facetas en la vida, y que no siempre se pueden aunar todas con cierta armonía. Cuando somos de una manera, dejamos de ser de otra, es como cuando se toma una decisión y te tienes que decantar por algo, pero no se puede tener todo a la vez, y hay que renunciar a algo. Te entiendo, y me alegro que lo hayas expresado de una manera tan natural. Gracias, y un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s