No eran más que expectativas

Y de expectativas… No podían llegar a ser más que deseos y necesidades que jamás encontraron su expresión en una realidad poco comprendida.

El Otro jamás llegará a leer tú mente, habría que dejar los miedos que jamás tuvieron lugar, y exponerse sin más, de una sola vez.

Porque, finalmente, ¿qué queda dentro de ti cuando una persona no responde de la forma que esperas?

-B

 

11 comentarios sobre “No eran más que expectativas

  1. Le he estado dando vueltas a esto justamente hace días. No deberíamos crearnos expectativas respecto a el comportamiento de otras personas porque esa “expectativa” es lo que “nosotros” haríamos y, obviamente, la otra persona no somos nosotros. Cargar al otro con esa “obligacion” de leernos y actuar como nosotros somos es un tanto egoísta y sin sentido. Sin embargo, lo hacemos, yo la primera. Y no es bueno porque sólo se consigue resentimiento.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pensando todo el contexto que describes, es mejor comunicar dichas expectativas desde un principio, hay que ser claro con las personas y es mejor dejar correr (decirle) lo que algún caso quieres y esperas de alguna persona desde un principio, y no hacerse muchas ilusiones de las respuesta que te puedan dar, por que puedes quedar decepcionado…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s