6 comentarios sobre “La gente, en su mayoría, huye

  1. Siempre decimos cuando termine la escuela haré esto…cuando me gradúe en la universidad haré lo otro…cuando me case…cuando tenga hijos…cuando cumpla 40,50…un día “al volver la vista atrás” uno se dice porque no hice esto, aquello y lo otro…
    Las penas son parte de la vida misma, algunas viajan con uno hasta el final, y como dice aquella poesía “si no puedo darle cura, alivio les voy a dar”…

    Le gusta a 1 persona

  2. El sufrimiento y la felicidad son los espejismos del que vaga sediento por las arenas de su vida. Todos los argumentos de las emociones sirven a la vida, tanto la tristeza como la alegría son igualmente válidas y merecedoras de atención; evitar una, es como privarse de un ojo y pretender verlo todo con la misma claridad.

    Me gusta

  3. Imaginamos (todos en algún momento) que al pasar del tiempo, pasivamente, la pena terminara. Pero es mas como una herida no atendida, que con el paso del tiempo se infecta y se esparce. Se esparce, causa amargura e invade otros pensamientos. Hay cosas que solo se aprenden por experiencia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s