7 comentarios sobre “Suerte

  1. Buena pregunta. ¿Cuál es el momento y la forma adecuadas para enamorarse? Esto es un lío. Quizá por eso siga “suelto”🤦‍♂️ , porque no era el momento para enamorarse o no era la forma adecuada en que ambos o yo mismo administramos esa relación. Pero debo reconocer que el recorrido (nunca mejor dicho: Madrid-Brasil) me ha enseñado mucho sobre el amor, aunque no todo, como debe ser en nuestro empeño de preservar una parcela para la magia. He aprendido que amar es la máxima expresión de libertad conocida, únicamente puede fluir el amor si hay una profunda y sincera libertad, si entendemos que un instante con la persona amada puede dar sentido a la vertiente emocional de toda una vida y no tratamos de apropiarnos de nada de ella. Amar debe ser un acto de dar, y todo lo demás acude sin esfuerzo.

    Le gusta a 3 personas

    1. Me agradó. Idealizamos mucho el amor, el enamoramiento, como si fuera un momento…
      “… empeño de preservar”. Creo que por ahí iría yo. Más que el enamoramiento, el amor iría sobre el empeño en la relación, el esfuerzo. Y este esfuerzo que va de ambas partes.

      Les digo a mis pacientes: que bonito se escucha “hay que dar sin esperar nada a cambio”, pero no es la realidad. Las relaciones son reciprocas…

      Aunque es bonito regresar de vez en cuando a la idea… idealizada… fantasear un momento

      Me gusta

      1. Sí, pero sin apropiarse. El amor en sí mismo es otro concepto idealizado, existe un sentímiento que uno a dos personas y que anticipa esa idealización. Lo que hace del amor esa realidad inexpresable es el valor que damos a ese instante con la persona amada. No se trata de preservar ni idealizar sino de valorar el momento como lo único real,. Cuando interpelamos al tiempo y hablamos del amor para toda la vida, el amor se convierte en otro objeto (a preservar) y perdemos la referencia. La reciprocidad viene por ahí. Esto es largo de explicar, Elisa.

        Me gusta

      2. El amor o eso que sentimos por la otra parte que convenimos en llamar amor (luego ya veremos) deberia ser la causa de una relación y no la relación la que redefina el amor. Lo primero es un acto natural que demanda naturalmente los códigos de una forma relación; lo segundo se convierte en un artificio que pervierte y prostituye la realidad, y nos aboca a una demanda continua porque la realidad no se corresponde con lo que esperamos. A esto me refiero con que amar, si es amor, tiene su fundamento en dar y debe ser lo más libre que existe. Personalmente, creo que cuando una relación se sostiene con esfuerzo es que tiene poco recorrido. No termino de pillar la épica del amor. No sé, será que ya me acostumbré a estar solo y me da mucha pereza ciertos planteamientos. Y a todo esto ¿de qué estábamos hablando? 🙂

        Me gusta

  2. La suerte pocas veces tiene que ver con lo exacto. El enamorarse no esta ligado ni a la suerte ni al momento exacto. Tampoco es la suerte: la que a través de los años, puede mantener ese amor vivo y con la llama intacta. El azar es como aquel que se imagina que si sigue una cabala, va a tener mayor suerte en uno u otro aspecto. Pero en definitiva es…azar. El momento adecuado se da cuando dos personas al mirarse mas de una vez, encuentran en ese instante una luz diferente a todas las conocidas. Un cálido saludo.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s