Y resultó así

A veces defenderse tanto contra ese miedo tan grande que no para de existir… hace realidad el dolor del que supuestamente tratamos de evitar.

Cuidamos tanto alejarnos del dolor, que la misma inacción hace lo suyo.

No moverse también lleva la cuenta.

B

3 comentarios sobre “Y resultó así

  1. Es una utopía alejarse del dolor…tantas veces aparecerá sin anunciarse en nuestra vida, que es por ello que debemos disfrutar cada día de nuestra existencia, con el verbo “en presente”. Un cálido saludo.

    Me gusta

  2. El dolor, sobre todo, es la estrategia que lo sostiene. Nunca improvisa, no es como ese golpe al tropezar o ese corte con el filo de un cuchillo de cocina, se parece más a la tarea embaucadora de esa parte de nosotros que rechaza, precisamente, la improvisación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s