Querer no es poder

Y ahí estaba su primera contradicción. Que querer no significa poder.

La intensidad del deseo no moldeará la capacidad de cada uno para tolerar o incluso hacer . Hay heridas de recuerdo. Hay memorias de las que no se escapan y quedan incrustadas. Y de ello no siempre resulta algo negativo.

Cualquiera puede querer con intensidad.

La realidad requiere mucho más: la capacidad de aceptar las propias limitaciones y capacidades, de comprometerse a un esfuerzo constante dentro de un camino irregular.

Blueberry

16 comentarios sobre “Querer no es poder

  1. Tal vez sea cierto que no baste solo con querer pero, del mismo modo, sin querer, sin duda no se construye nada firme. Podemos encauzar el dicho como que sin querer algo es imposible nada y quién quiere algo “puede” (o no, pero ya tiene posibilidades al enfocarse de verdad en algo) conseguirlo. Poder es querer, una sociedad retrógrada y racista no detuvo a M. Luther King y su “I have a dream” a desistir de lo que quería y perseguía, hay que apasionarse y luchar por lo que se quiere, desea y se cree, todo empieza con un pequeño paso, querer, tal vez, no sea suficiente pero es maravilloso creer en esta vida y de ahí siempre surge algo bueno.

    Le gusta a 1 persona

    1. Claro!!! El deseo es la base de la motivación, sino no se podría hacer nada. Eso estamos todos aquí de acuerdo. Por ahí se comienza. El problema es cuando queremos algo que incluso sale de nuestro alcance o posibilidades.

      Alguien podría querer y desear con todo su ser no tener trastorno bipolar… pues la realidad es qué hay un desajuste a nivel biológico. Puede quererlo, peor no se solucionará mágicamente, habrá que tener tratamiento farmacológico.
      Puede alguien desear con todo su ser no tener depresión para el día de mañana (el ejemplo clásico) es es muy poco probable que eso ocurra en UN DÍA, A MENOS QUE decida ir a terapia o hable con familia o amigos y reciba apoyo y poco a poco vaya trabajando en los factores que fueron causando esos síntomas… se solucionó, si, pero no en un día, requirió tiempo. Solo hay que ajustar ese “querer”, esos deseos.

      Me gusta

  2. Totalmente de acuerdo. Te habrán excomulgado ya doscientas veces, por contradecir los mantras de uso común. Pero es evidente que es como dices: en muchas ocasiones, por más que uno quiera no se consigue lo pretendido. Cierto es que sin querer no hay nada que hacer; pero la intención no lo es todo. Yo quería ser millonario, y mira qué miseria… 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Exacto. El querer es la base. Pero hay que tener en cuanta la realidad.
      Uno de los objetivos en terapia es de hecho ajustar esas expectativas o deseos. A lo mejor queremos algo en muy poco y tiempo y quizá si lo podemos hacer o realizar, pero requiere más tiempo. O quizá a veces está fuera de nuestro alcance.
      Me encantaría ser la mejor psicoterapeuta del mundo pero si me aferro a eso seguramente me voy a frustrar porque es muy poco probable aunque lo desee con todo mi ser. Pero si me esfuerzo, continuó preparándome, estudiando , leyendo, es probable que llegue a ser muy, muy buena donde vivo (quizá no la mejor porque reconozco qué hay demasiados).
      Solo eso ☺️☺️

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s