Microrrelato: Inseparables de lo interpersonal

Escuchaba la platica, pero se vivía a sí misma alejada de la realidad, como si presenciara una película y no como algo que estaba pasando en el presente. Quizá tenía que ver con la naturaleza de la conversación.

Se había puesto tan de moda la salud mental, el amor propio, la autoestima, sin embargo, era un absurdo escuchar aquello. Sus amigas hablaban de cómo mágicamente un “desbalance químico” había surgido y en consecuencia tenían que “trabajar en su salud mental”. Pero la realidad no funcionaba de aquella forma. Las cosas no suceden mágicamente. El malestar mental, ni el físico, acontece de tal forma. Como si el ser humano fuese así de sencillo y poco complejo.

El deseo de mejorar no viene de la mera decisión propia de querer mejorar y ya, como lo “venden” actualmente. Somos más complejos que eso. Y es que el ser humano es inseparable del campo interpersonal. Nada surge “solamente desde uno”. Nuestra personalidad, atributos, fantasías, complejos y traumas se van formando en dicho campo. Siempre en relación a algo más.

Así que veía a sus amigas hablar de la forma más bella posible. Se animaban entre ellas, se invalidaban sin siquiera saber. “Todo estará bien”, “cuando menos te des cuenta ni te acordaras”, “no es tan grave”, “suéltalo y ya”. Eran buenas intenciones sin duda. Había aprecio. “Mírame, yo ya estoy bien, lo dejé ir”, decía quien se cortaba una vez al mes y no podía controlar su autoagresión.

Pero nadie hablaba de la situación, o las cosas, que lo habían generado. Nadia hablaba del peso que el contexto y el marco interpersonal tiene sobre uno. Desde un microcontexto como la familia nuclear, hasta el macrocontexto como la política. ¿Quién quiere hablar de ello? ¡Hasta sonaba a queja! Y también era complejo ver las causas, era más fácil atribuir todo al azar, a uno mismo.

Pero a veces ver de frente el motivo, o los diversos motivos, pesa más que el propio malestar.

La culpa pesaba de una forma inimaginable a veces, llega a controlar. ¿Para qué hablar de la negligencia de los padres, del abuso de la pareja, de la sobreprotección asfixiante…. de las fantasías no cumplidas, de la incapacidad aprendida sobre no expresar?

-Blueberry

8 comentarios sobre “Microrrelato: Inseparables de lo interpersonal

  1. Este exceso de positividad, y la subsiguiente culpabilización cuando no somos felices, tan en boga antes del coronavirus, tiene alguna frontera con la ignorancia. Parece fomentado para hacernos más manejables.

    Me gusta

  2. Está a la orden del día… la búsqueda del cero, del ser cero, me ha ayudado hoy… Tenemos armas para contrarrestarlo, pero si eres pacífico, coger las armas duele tanto como a un vegano comer carne cruda.

    Me gusta

  3. Me encanta tu visión de las relaciones interpersonales. Sin ser peyorativo, es la falsa creencia de much@s, que suponen solo un problema de voluntad y con el árbol, tapan el bosque. Un cálido saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s