No eran fantasmas

No había fantasmas, nunca existieron.

Los confundimos con nuestra sombra y con las partes de nosotros mismos que nos negamos a ver.

No había malos recuerdos, solo recuerdos.

Los confundimos con nuestros conflictos que no logramos reorganizar dentro de nosotros.

Siempre fuimos nosotros.

Era tan solo un reflejo.

Co-crear

No importa qué tan buena sea la persona a tu lado, si no te miras primero a ti mismo y reconoces la historia de tu vida y cómo ha impactado en tu presente, no crecerás suficiente.

La maduración es un proceso que viene de mirarse a uno mismo, de reflexionar y reconocer, de dejar a un lado la negación de lo doloroso y poder tolerar. No solo crecemos con ayuda de otros. Es cierto, nadie avanza en soledad, avanzamos acompañados, pero la ello no sirve de nada sin vernos internamente primero.

Es fácil deslindarse de la responsabilidad que tenemos hacernos cargo de nosotros mismos, de nuestras heridas, del dolor. Es fácil aferrarse a la idea de buscar a alguien que acompañe en el camino, que impulse a crecer. Pero cada uno tiene su propio proceso. Nadie puede cargar con su historia y la de alguien más.

Todos hemos sido dañados de una u otra forma, en mayor o menor grado. Ver solo nuestras fortalezas y tener una postura positivista, es ver solo la mitad de nosotros mismos. La mitad de la historia.

Vernos a nosotros mismos en compañía de alguien que también se ve así misma… co-crear.

-B

Madurar nuestro ser

Y comencé a comprender también que el dolor, los desengaños y la melancolía no existe para molestarnos, para sumirnos en un abismo de desasosiego e inutilidad, sino para poner a prueba nuestro temple y madurar nuestro ser.

Hermann Hesse

No ignores tu dolor

No ignores tu dolor. Escucha qué te quieren decir, no está ahí sin alguna razón.

No te has prestado suficiente atención en el tiempo pasado. El sufrimiento no es siempre mera coincidencia ni resultado del destino. Es tu niño interno gritando que alguna necesidad no fue satisfecha, que la angustia se endureció y los deseos no llegaron a un objetivo claro.

Tu dolor no es una derrota. Es una oportunidad de reflexión. Una posibilidad nueva.

 

-Blueberry