Presencia

“…Es posible que no seamos capaces de amar precisamente porque deseamos ser amados, porque queremos que el otro nos de algo (amor), en lugar de aproximarnos a él sin exigencias y querer sólo su mera presencia”.

-Kundera.

Y no sentirnos como objeto de amor del Otro, sino estar ahí, como objetos completos y por mero placer. ¿Tiene sentido? 

B

La casualidad

“Pero, ¿un acontecimiento no es tanto más significativo y privilegiado cuantas más casualidades sean necesarias para producirlo? Solo la casualidad puede aparecer ante nosotros como un mensaje. Lo que ocurre necesariamente, lo esperado, lo que se repite todos los días, es mudo. Solo la casualidad nos habla…”

Kundera, La insoportable levedad del ser.