Por qué te lo permitiste

Lo importante no es por qué te pasó lo que pasó o por qué te hicieron lo que te hicieron, sino porque permitiste que te pasara y qué hiciste al respecto. Habla eso mas de ti que de tus circunstancias.

Anuncios

16 comentarios sobre “Por qué te lo permitiste

  1. Ya lo dijo Sartre en lo que es una de las más bellas frases filosóficas: “Un hombre es lo que hace con lo que hicieron de él”. A veces hay que parar de quejarse o de llorar y pararse de una vez y enfrentar al mundo, mal que nos pese.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. No puedo estar más de acuerdo. Hace tiempo ya escribí algo como: no controlamos el contexto bajo el que nacimos o crecimos y lo que aquello nos llevó a ser, pero sí nos debemos de responsabilizar de ello, y hacer algo al respecto. Solo eso queda.

      Le gusta a 1 persona

  2. Aquello que nos ocurre encierra la razón última por la cual existimos. Desde que nacemos no dejamos de orientar nuestra conducta experimentando, depurando o complicando sus objetivos. En el psiquismo se esconde el programa perfecto del ser imperfecto que somos, así que es primordial entender lo que hacemos, responder a los porqués y dejar de lado ese “cómo” que ya viene implícito en la acción que no podemos revertir. Yo establezco una diferencia entre “vivir” y “existir”: lo primero tiene que ver con el modo en que nos desenvolvemos en el entorno, el acto observable, la respuesta tangible, el efecto; lo segundo, son igualmente respuestas, pero respuestas a lo que no hacemos, porque también somos lo que no hacemos – o mejor dicho, somos sobre todo lo que no hacemos, lo que nos lleva trascender cualquier mecanismo – son las respuestas que nos damos a nosotros mismos, el sentido o conclusión al que se abocan nuestros actos, o dicho de otro modo: la causa. Sin ahondar más en la cuestión, por decirlo de alguna manera sucinta, el ser humano viene a ser la vertebración de la causa y el efecto más allá de la supervivencia que ha dominado la filogenia de la especie. La humanidad ya no persigue vivir, profundiza en cuestiones que lo mantienen vivo tras culminar la conocida pirámide de Maslow y avanza otro paso hacia la plenitud de la existencia – otra razón por la que se hace necesario equilibrar la distribución de la riqueza -, la vida se convierte así en el sustrato de la existencia y no en el objetivo último. Lo que no se oye, lo que no vemos, se expresa en este nuevo escalón de la especie. ¡Por fin tenemos wifi! 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s